viernes, 2 de diciembre de 2016

El peso argentino se devalúa más

Al dólar le llevó nueve meses volver a superar la frontera de los 16 pesos argentino. La primera vez había sido justamente el 1 de marzo de este año, un día antes de que el Banco Central anunciara que empezaba a trabajar bajo un esquema de metas de inflación. Ese día cerró a $ 16,07 en el mercado minorista. Al día siguiente, el BCRA llevó la tasa al 37% e inició un plan de contracción monetaria para bajar las expectativas de inflación. Desde entonces, el tipo de cambio minorista no había vuelto a los 16 pesos. Hasta el miércoles que se terminó vendiendo a $ 16,10. A ese precio, quedó 4,9% por encima del cierre de octubre. Una suba que dejó atrás la tasa real que se pagó por las Lebac, cercana al 2%. Los futuros a fin de año se negociaron en alza, marcando un dólar de $ 16,17 para el último día de 2016. El recorrido del dólar en el último mes de diciembre dependerá de las expectativas de inflación que recoja el Banco Central.

La tasa de desempleo en EE.UU. bajó al 4,6 por ciento en noviembre

La tasa de desempleo en Estados Unidos bajó tres décimas y quedó en 4,6 por ciento en noviembre, la más baja desde agosto de 2007, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Al buen dato se suma la creación el pasado mes de 178.000 nuevos empleos, lo que sienta las bases para la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) en su próxima reunión de mediados de diciembre.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Potencias económicas alertan con unirse para aislar a Trump



Los líderes de APEC, reunidos en Lima, hicieron una férrea defensa de la integración de sus economías y alertaron contra el proteccionismo comercial, que propugna el presidente electo de EEUU, Donald Trump, según el borrador de la declaración del encuentro al que accedió EFE.
En ese sentido han decidido impulsar la conformación de una gran área de libre comercio que englobe a las 21 economías del bloque, que representan el 54% del PIB mundial y el 50,3% de las exportaciones.

“Reiteramos nuestro compromiso de mantener nuestros mercados abiertos y luchar contra todas las formas de proteccionismo", señala el documento.

Aunque el nombre del futuro inquilino de la Casa Blanca no figura en la declaración final, los 21 líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) muestran su preocupación porque “la globalización y sus procesos de integración asociados sean cada vez más cuestionados, contribuyendo a la aparición de tendencias proteccionistas”. Por ello están decididos a revertir medidas proteccionistas y distorsionadoras del comercio que debilitan el comercio y frenan el progreso y la recuperación de la economía internacional.

Alternativa

La conformación de una gran Área de Libre Comercio en Asia Pacífico
(FTAAP, en inglés) se perfila como una alternativa ante un eventual fracaso del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).
El TPP, suscrito en enero pasado por doce países (entre ellos, Estados Unidos, Japón, Canadá y México) prevé un periodo de dos años para su ratificación por los respectivos parlamentos.

Además, para su entrada en vigor global requiere del apoyo de países que representen, al menos, el 85 % del PIB del bloque, lo cual hace que sea imposible su avance si no está respaldado por las economías más poderosas, Japón y Estados Unidos.

Sin embargo, la elección de Donald Trump como presidente de EEUU arroja una sombra de duda sobre el futuro del TPP, toda vez que durante la campaña electoral, el multimillonario anunció que si salía elegido, bloquearía el pacto.

A diferencia del TPP, el FTAAP sí incluiría a China, la segunda mayor economía mundial, por lo que en esta cumbre de Lima ha recibido el espaldarazo de los 21 líderes del bloque.

Por otro lado, con el objetivo de estimular más el libre comercio, la comunidad empresarial de las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico pidió a los líderes políticos del bloque una mayor liberación económica, pero también reformas para un crecimiento más inclusivo

Obama no espera gran impacto en la región

​El presidente de EEUU, Barack Obama, dijo ayer que no anticipa que haya “grandes cambios” en la política de su país hacia Latinoamérica bajo el Gobierno del que será su sucesor en la Casa Blanca, el republicano Donald Trump.

Durante un foro abierto a preguntas con unos 1.000 jóvenes en Lima, Obama admitió, no obstante, que prevé “tensiones”, fundamentalmente en materia comercial, por las propuestas que defendió Trump en su campaña. Dijo que es importante que en Latinoamérica y en el resto del mundo se le dé una oportunidad al presidente electo.

"Será muy importante que la gente de todo el mundo no haga juicios inmediatos (...) La forma "como haces campaña, no siempre es igual a cómo gobiernas”, aseveró Barack Obama.

Perspectiva económica latinoamericana



En su reciente estudio sobre el comportamiento de la economía de la región y con datos al primer semestre del año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), destaca que la economía mundial se está moviendo en un contexto de creciente incertidumbre.
Para la región, lo anterior se traduce en una contracción del producto interno bruto del 0,8% el 2016, bastante mayor al observado para el año anterior que fue de 0,5%. Sin embargo, el sector de los servicios tendrá mejor comportamiento que el de bienes. Este es el segundo año que la región estará en recesión.

Pero si solo se considera América del Sur, el deterioro sería mucho mayor, ya que alcanzaría al 2,1%, que se explica fundamentalmente por la fuerte contracción de las economías venezolana y brasileña. Son cuatro los países sudamericanos que entrarán en recesión, este 2016, y que son Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela.

En sus relaciones comerciales de importación y exportación todos los países de la región, con información ya procesada para el año 2015, muestran un fuerte deterioro, situación que se espera se mantenga durante el año 2016. Esta situación se explica porque el comercio internacional está con poco dinamismo. También como consecuencia de que las economías desarrolladas están con bajo crecimiento.

Además, China ya no ofrece las elevadas tasas de crecimiento de su producción que generaban un incremento significativo de sus importaciones, y, por tanto, de las exportaciones de otros países.
América Latina sigue siendo una región dominantemente exportadora de materias primas, cuyos precios se deterioraron a partir del año 2012, tanto que en 2015 se registraron precios algo superiores a lo visto diez años atrás.

Para el 2016 se puede observar que los precios se están estabilizando al promedio de lo que fue el año 2015.

Cepal destaca que para fines del año 2016 y para el caso de productos básicos, como el petróleo crudo se prevé una disminución de un 21% respecto al 2015, el cobre en un 13%, el hierro en el 23% y la soya en un 14%. El hecho que también se debe destacar es que en conjunto los países de la región durante el año 2015 no pudieron financiar sus déficits con la entrada de capitales en lo que se denomina cuenta corriente de balanza de pagos, hecho que no había ocurrido en los dos años anteriores, por lo cual tuvieron pérdidas en reservas internacionales.

Algunos países sí lograron financiarlos con recursos externos.
Diez países de los 19 que conforman América Latina (exceptuando Cuba porque no existen datos) perdieron reservas internacionales por tal razón.

En general, la demanda interna de los países de la región se vio desacelerada en 2015.

Cepal dice: “La caída de la demanda interna coincide con los datos del primer trimestre de 2016, que muestran que en América Latina la inversión y el consumo privado continúan contrayéndose, y que, como ya ocurrió en el cuarto trimestre de 2015, el consumo público también se ha contraído. Este sería el octavo trimestre consecutivo de caída de la inversión y el quinto de disminución del consumo privado.

Nuevamente, esta dinámica regional se explica, sobre todo, por lo que ocurre en las economías de América del Sur, puesto que en el caso de las economías de Centroamérica y México, tanto la inversión como el consumo contribuyen positivamente a su crecimiento”.
En el área fiscal, se observa para 2015 que los gobiernos centrales mostraron un déficit en torno al 3% del PIB, mayor que el registrado el año anterior.

Las cifras preliminares para 2016 indican que se mantendrán las tendencias de los ingresos y gastos públicos observadas en 2015.
El reto que debe enfrentar la región es dinamizar el crecimiento económico y buscar las formas de su financiamiento para la inversión.
El aumento de la deuda pública reduce el rol del gasto público como dinamizador del crecimiento económico.

De cualquier manera, un reto para la región es asegurar la solvencia del sector público, proteger la inversión, cautelar los logros sociales y ampliar los recursos tributarios

No se ven los resultados a un año de la gestión de Macri



A un año de la campaña electoral en Argentina y del inicio de la gestión del presidente Mauricio Macri, que prometió un cambio, tal como reza su sigla política Cambiemos, sus promesas aún no se traducen en bienestar para los argentinos.

Macri recibió un Gobierno con problemas estructurales en diciembre de 2015, pero no recibió una economía en crisis evidente, explicó Juan Germano, director de Isonomia Consultores, cree que hubo un periodo de reacomodamiento, una especie de malas noticias en el presente para buenas noticias en el futuro. “Estamos llegando a fin de año, me da la impresión, con un retraso de esas buenas noticias esperadas.

Seguimos con una ciudadanía que le da tiempo a Macri, básicamente, por dos motivos: diferencia con el pasado, es decir que muchas medidas del presidente son consecuencia de lo heredado; el pasado es un factor explicativo, también lo es el futuro. Por la situación del país, la gente comprende que en un año estaremos mejor”, analizó Genaro, en contacto telefónico con EL DEBER.
El analista argentino considera que Macri no tuvo problemas de gobernabilidad porque encontró un peronismo dividido en el Congreso y armó coaliciones por temas.

Macri no es el cambio
El periodista Jorge Lanata, que destapó varios hechos de corrupción en la gestión de los Kirchner, considera que Macri no será el gobernante que hará cambios estructurales en Argentina, sino que simplemente garantizará la gobernabilidad en su gestión. “A mí me decepciona un poco que no habrá un cambio basal con Macri. El Gobierno de Macri, probablemente, funcione un poco mejor (que el de Fernández); el año que viene puede que sea mejor económicamente, pero lo que yo llamo las enfermedades fundamentales de Argentina, nadie las está curando”, dijo en una entrevista con La Nación.

Lanata indicó que Argentina sigue endeudándose y considera que la batalla del mandatario argentino será mucho más difícil, porque su país requiere un cambio cultural y no político, que no se puede realizar en cuatro años, sino en décadas. “Veo a Macri más dispuesto a garantizar su gobernabilidad, a adoptar algunos trucos del propio peronismo para negociar, se arregló con los gobernadores, negoció el presupuesto como la vieja política, es decir, no lo veo dispuesto a cambiar fundamentalmente las cosas. Probablemente algunas cosas, pero no va ser Macri, ojalá me equivoque, quien cambie la Argentina”, remató.

En criterio del exjefe de gabinete de Néstor Kirchner y dirigente del Frente Renovador (FR), Alberto Fernández, que busca unificar el peronismo para llegar unido a las elecciones de 2019, la economía se ha caído a pedazos. Coincide con Germano en que Macri recibió un país con dificultades y multiplicó todas las dificultades que tenía.

Recibió un país con 25 puntos de inflación y lo llevó a 38; recibió un país con 5 puntos de déficit y lo convirtió en un país con 8 puntos de déficit; recibió un país cuyo endeudamiento representaba un 38% del PBI y lo convirtió en un país donde el endeudamiento supera el 55% del PBI en más de 10 meses, publicó Política Argentina. Pese a las luces, que son pocas, y sombras de la gestión de Macri, su Gobierno se basa exageradamente en la comparación con el pasado, está anclado en las expectativas del futuro y no logra terminar de consolidarse en el presente, está en esa disyuntiva

jueves, 17 de noviembre de 2016

Economía británica sorprende por su vigor tras el Brexit

La economía del Reino Unido mostró de nuevo su dinamismo tras la decisión de abandonar la Unión Europea con los buenos resultados de las ventas al por menor en octubre, según datos difundidos este jueves.

Estas ventas al por menor subieron un 1,9 por ciento respecto a setiembre, impulsadas en particular por el apetito de los consumidores por las prendas de vestir, anunció la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS). Los economistas encuestados por Bloomberg no esperaban más que un aumento del 0,5 por ciento.

Los consumidores no parecen preocupados por la incertidumbre que rodea a la salida de la Unión Europea, si bien las negociaciones formales entre Londres y Bruselas no han empezado. "Mucha gente esperaba que el gasto de los consumidores se viera afectado por las discusiones en torno al Brexit, pero, al igual que los datos de ayer sobre el desempleo, parece que el Brexit no será un factor de peso en el gasto" por ahora, dijo James Hughes, analista de GKFX.

"El gasto semanal medio ha experimentado incluso su pico anual en octubre, impulsado por las ventas relacionadas con Halloween en los supermercados y las temperaturas más frías propicias a las ventas de ropa", agregó. Este dato es especialmente tranquilizador y se suma a otros dos bastante buenos publicados el martes y el miércoles por la ONE.

La inflación se desaceleró ligeramente hasta el 0,9 por ciento en octubre respecto al año anterior, mientras que la tasa de desempleo se redujo ligeramente hasta el 4,8 por ciento durante el período de tres meses finalizado a finales de septiembre, su nivel más bajo desde 2005.

Ya durante el verano, la economía británica desmintió a la mayoría de analistas que esperaban dificultades inmediatas si vencía el Brexit en el referéndum del 23 de junio. Así, el crecimiento del producto interno bruto en el tercer trimestre (julio a septiembre) fue de 0,5% respecto al anterior.

Pero muchos economistas advierten que la actividad del país sufrirá las consecuencias adversas del Brexit a partir de 2017, cuando las empresas sean más reacias a invertir por las incertidumbres provocadas por esta salida sin precedentes.

Los consumidores pueden sufrir, además, un fuerte aumento de la inflación por la caída de la libra que ya se ha producido pero cuyos efectos no se han manifestado. Los analistas señalan que los salarios podrían no seguir el ritmo de aumento de los precios, que será de 2,8 por ciento a finales de 2017, según estima el Banco de Inglaterra.

Como resultado, el poder adquisitivo de las familias podría caer y con él el consumo. Para hacer frente a este riesgo, el ministro de Finanzas, Philip Hammond, incluirá medidas de apoyo a las familias en la tradicional revisión del presupuesto que se hace cada otoño (boreal) y que tendrá lugar el miércoles.

Protestas en Brasil contra la austeridad



Varios centenares de profesores, enfermeros, bomberos, policías y otras categorías de funcionarios protestaron ayer en Río de Janeiro contra el "paquete de maldades", como denominan a los duros recortes propuestos por el gobierno del estado quebrado por las deudas.

Los manifestantes se concentraban desde la mañana de ayer frente a la Asamblea Legislativa del Estado de Río, donde los legisladores iniciaban la discusión de las medidas impulsadas por el gobernador Luiz Fernando Pezao, del partido de centroderecha PMDB, el mismo del presidente Michel Temer. Con arengas desde un camión de sonido y silbatos estridentes, los participantes esperaban hacerse oír desde el interior del palacio legislativo, aislado por dos altos vallados y protegido por centenares de policías.

En los últimos días el gobierno regional dio marcha atrás en el proyecto de aumentar de 11% a 30% el descuento aplicado a las jubilaciones de los funcionarios públicos, que se limitaría a 14%.

Otras propuestas prevén aumentos de las tarifas de los transportes públicos, de electricidad, gas y telecomunicaciones, así como recortes de programas asistenciales para sectores carenciados, como el de Alquiler Social y el de Renta Mejor