viernes, 26 de agosto de 2016

Brasileños más agobiados por la crisis que la política

Su presidente está a punto de ser destituida, pero los brasileños hacen la vista gorda, agobiados por los problemas económicos que deben resolver en casa y cansados de los trapos sucios de la corrupción política.

Ni siquiera los vecinos de un conocido bastión del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) en Sao Paulo parecen angustiados por la probable destitución de Dilma Rousseff.

Una desempleada cansada. "La verdad no me importa mucho si Dilma se va o se queda. Acá siempre está todo mal", asegura Pamela Dos Anjos, una mujer desempleada, al salir de un centro de atención social en el barrio de Cidade Tiradentes, en la periferia de la metrópoli paulista.

Hostigado por una galopante recesión que se desató en el país a inicios de 2015, inflación y endeudamiento, el país que hasta hace poco era el líder y modelo indiscutido de América del Sur está convaleciente.

"Yo siempre voté por el PT, pero en la última elección del 2014 voté en blanco. Estaba cansada de que dijeran que iban a mejorar las cosas y que nada mejorara. Estoy aburrida de ellos, de todos los políticos, porque son todos iguales", afirma con una mueca de decepción.

Final dramático. El final de este dramático juicio político ocurre tras meses de acusaciones, que han dividido a un país azotado por una recesión galopante, un creciente desempleo (más de 11 millones de personas y un masivo escándalo de corrupción que pone en aprietos a toda su clase política.

jueves, 25 de agosto de 2016

Deterioro de Venezuela provoca un éxodo

Incluso sin dinero y sin trabajo estable desde su llegada a Colombia a principios de julio, Eduardo (nombre ficticio) ha recuperado la mayor parte del peso que había perdido en Venezuela.

El ingeniero de sistemas de 44 años de edad solía ganar 18 dólares al mes en su ciudad natal de Barquisimeto, pero eso no era suficiente para alimentarse, él y su hijo, dada la inflación galopante y la escasez crónica de alimentos y medicinas a medida que Venezuela se hunde cada vez más en su crisis económica.

Desde que huyó a Bogotá, Eduardo (quien rehusó dar su nombre, pues aún es un inmigrante ilegal) dice que ha estado trabajando "haciendo de todo un poco mientras que un amigo me brinda ayuda. Al menos aquí puedo encontrar comida. Allá en Venezuela a todos nos faltaba qué comer".

No ha pasado tanto tiempo desde que la sangrienta historia de Colombia la llevara a su propio éxodo. Pero eso se revirtió conforme Colombia se acerca a un posible acuerdo de paz y Venezuela se sume aún más en la desesperación con el impopular presidente, Nicolás Maduro, al mando.

"La mayoría de las familias venezolanas en la situación actual tienen la esperanza de que algún miembro de la familia se vaya, a algún lugar, para que envíe dinero de vuelta", agregó el hombre.

Por su parte, un contador venezolano que entró a Colombia este fin de semana está decidido a permanecer incluso si "tengo que estar parado en una esquina todo el día vendiendo arepas".

De acuerdo con un funcionario de alto nivel de la inmigración colombiana, ésta es la tendencia: "El número de venezolanos que cruza a Colombia, legal o ilegalmente, se elevó mucho".

En los últimos dos meses (en medio de escenas familiares durante la caída del muro de Berlín) cerca de 300.000 venezolanos han cruzado la frontera con Colombia, la cual estaba antes cerrada, para comprar los alimentos y medicinas que no podían encontrar en los vacíos estantes de Venezuela. El Gobierno colombiano calcula que una porción de los que cruzaron nunca regresó a Venezuela.

La afluencia de venezolanos principalmente de clase alta y media representa una tendencia no sólo en Colombia, sino también en España y en Panamá. Desde que Hugo Chávez asumió el poder en 1999, los venezolanos huyeron: primero, los petroleros que habían sido despedidos; después los hombres de negocios huyendo al control de cambios, y luego los estudiantes en busca de mejores oportunidades.

Cada vez con más frecuencia, los venezolanos de todos los estratos sociales están desesperados por dejar atrás lo que los observadores creen que es una crisis humanitaria inminente. Los que se quedan en el país enfrentan escasez crónica de alimentos y medicinas, aumento drástico de tasas de homicidios, inflación galopante y disminución de las libertades democráticas.

Un venezolano supuestamente falleció tratando de llegar a la isla de Aruba frente a las costas de Venezuela en una balsa improvisada. Glenn Sulvaran, un miembro del parlamento de Curazao, dijo que "en el peor de los casos, estallará una guerra civil y la gente se embarcará en botes en grandes cantidades. La gente va a querer escapar al refugio económico que esté más cercano".

Guyana, uno de los países más pobres de Latinoamérica, está deportando venezolanos en busca de comida. El número de venezolanos que solicita asilo en Estados Unidos aumentó 168 por ciento desde el año pasado, informó el Pew Research Center, colocando a Venezuela casi en la cima de las solicitudes de asilo, sólo detrás de China y México.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados dijo que el número de venezolanos que piden estatus de refugiado subió de 127 en 2000 a 10.300 en 2015. Con la atención del mundo concentrada en África, Medio Oriente y migrantes centroamericanos, Daniel Pagés, de la Asociación de Venezolanos en Colombia, quiere incluir a sus compatriotas "como parte de la ola".

Tomás Páez-Bravo (profesor de sociología de la Universidad Central de Venezuela que realiza investigaciones sobre la diáspora) estima que 1,8 millones de venezolanos han huido durante los últimos 17 años. "La inseguridad jurídica y personal, junto con la situación económica, históricamente han sido los principales impulsores de quienes abandonan Venezuela".

Páez-Bravo añade: "A medida que estos dos factores han ido empeorando dramáticamente, durante el último año se ha generado una enorme ola de personas saliendo del país".

La caída del precio del petróleo se sumó a años de austeridad para alimentar la peor crisis política, social y económica en la historia de Venezuela. La "revolución bonita" de Chávez se ha afeado, y cada vez parece más una versión tropical de la "cultura de escasez" durante la Rumanía del Gobierno comunista de Nicolae Ceausescu.

"Estoy muy preocupado por la situación actual, en la cual los bienes y servicios básicos, tales como alimento, agua, atención médica y ropa, no están disponibles", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en una reciente visita a Argentina. "Esto desencadena una crisis humanitaria en Venezuela que se crea debido a la inestabilidad política".

Mientras la oposición presiona para expulsar a Maduro, los funcionarios socialistas rechazan los comentarios de Ban. Ellos achacan los problemas a una "guerra económica" iniciada por los enemigos derechistas. Pero, según un informe de la Universidad de Columbia, la crisis de liquidez puede empeorar a medida que la producción de petróleo en un país con reservas más grandes que las de Arabia Saudita sigue disminuyendo.

La escasez puede empeorar aún más conforme los funcionarios desperdician el tiempo culpando a otros. Los radicales asesores de Maduro parecen haber obstaculizado las recomendaciones de los economistas sobre cómo arreglar un caótico pronóstico económico que se reducirá un 10 por ciento este año.

"Ellos se están burlando de la gente", expresó el ingeniero de sistemas. "Prefiero quedarme aquí, haciendo lo que sea, que regresar mientras que Maduro y sus amigotes estén allí".

martes, 23 de agosto de 2016

¿Trabajar hasta los 69 años? El debate vuelve a Alemania



¿Subir la edad de la jubilación en Alemania a los 69 años? Esta antigua idea volvió a la palestra esta semana revivida por el banco central (Bundesbank), una propuesta que cuenta con la adhesión de muchos economistas, pero hace temblar a los políticos en un año electoral. "Un obrero, una vendedora, una enfermera, una auxiliar de cuidados van a percibir esto como una idea demente y yo pienso lo mismo”, dijo con su habitual franqueza el social demócrata ministro de Economía , Sigmar Gabriel.

El Ministro respondía así a un informe del Banco Central Alemán, Bundesbank, publicado el lunes pasado. "La actual situación financiera satisfactoria que ostentan las cajas públicas de jubilación no tiene que enmascarar otros ajustes inevitables para asegurar su sostenibilidad”, estimó la entidad, que propone que, para estabilizar el sistema, se aumente la edad de jubilación de manera gradual a partir de 2030, hasta llegar a los 69 años en 2060.

La esperanza de vida en Alemania es de 78 años para los hombres y 83 para las mujeres, y sigue una curva ascendente. Aunque los alemanes se jubilan cada vez más tarde, la edad legal comienza a variar progresivamente de los 65 a los 67 años. La edad efectiva de cese de actividades está en torno a los 62 años. Así, las personas pasan décadas como jubilados, lo que genera presiones en un sistema en el cual son financiados por las cotizaciones de quienes trabajan, que son cada vez menos debido al envejecimiento de la población.

Del lado de los economistas, la idea del Bundesbank suscita adhesiones. Para el instituto IW con sede en Colonia, los alemanes deberían trabajar hasta los 73 años si quieren mantener el nivel actual de las jubilaciones y las cotizaciones. El economista Axel Börsch-Supan, del instituto Max-Planck, propone por su parte que la edad de jubilación sea indexada a la esperanza de vida. "Trabajar hasta los 70 años mientras al mismo tiempo otros viven precariamente o están desempleados”, resumió un internauta en un foro de la revista Der Spiegel, en el que tachó la propuesta de "elucubración neoliberal”.

Apretar cinturones luego del Brexit



No está lejos de nuestro alcance los efectos que causará el Brexit a la economía mundial, pues si bien las relaciones comerciales con Gran Bretaña que tiene Bolivia son casi nulas, el efecto globalizador de este suceso (histórico) de hecho nos afectará.

Estos son algunos datos actuales referentes a las exportaciones de nuestro país en el último semestre: sumaron 3.324 millones de dólares, registrando una caída del 28% en términos de valor y un 5% en términos de volumen comparadas al mismo periodo de 2015. Por su parte, las ventas externas de hidrocarburos y minerales representaron el 76% del total exportado, debiendo destacar además que los productos que aumentaron en exportaciones fueron la soya y sus derivados, la castaña, el café y la joyería.

Vemos que la generación de divisas de nuestro país va sufriendo una constricción, y los datos, tanto en valor absoluto como en términos porcentuales, no son alentadores, pues los índices y cifras en cierto modo se tornan alarmantes. Ampliando esta información podemos mencionar que en cuanto a exportaciones de productos tradicionales, estos tienen una disminución del 33% (equivalente a 1.233 millones de dólares) y que las exportaciones no tradicionales se redujeron en un 6% (referente al mismo periodo comparativo).

Ahora bien, para poder realizar proyecciones al respecto debemos analizar el contexto internacional. El mundo despertó el viernes 24 de junio, luego del plebiscito denominado Brexit (Gran Bretaña fuera de la Unión Europea), sintiendo los efectos de este, tomando en cuenta que el 25 de junio las bolsas del mundo perdieron unos 2 millones de dólares; que el valor de la libra esterlina bajó en un 31% (la mayor caída en su historia en un solo día) y que la deuda británica fuera de “estable” a “negativa”, según la clasificadora de riesgo Moody´s. Eso sin contar la dimisión del primer ministro David Cameron.

Las consecuencias a mediano y largo plazo de esta decisión británica son difíciles de medir, porque tienen dos años para negociar la salida de Gran Bretaña de la UE y las negociaciones pueden tomar muchos caminos. Pero lo que sí sabemos es que el libre flujo de bienes, servicios, capitales y personas entre los 27 países restantes de la EU y Gran Bretaña se verá afectado por el Brexit.

Como consecuencia lógica, se avecina una caída significativa de la libra que afectará a todo el mundo —incluyendo a América Latina— porque esta devaluación tendrá un efecto directo en el fortalecimiento del dólar; el alza del dólar hace subir instantáneamente la deuda externa en dólares, habiendo preocupación por lo expuesta que está la deuda china al dólar.

Por si fuera poco, los expertos predicen que la recesión para Reino Unido llegará hasta el 3% en el primer año de la ruptura. Eso arrastrará hacia abajo a los otros miembros de la UE; algunos estiman que Europa perderá medio punto porcentual de su PIB por cada punto porcentual que pierda Inglaterra, por cuanto una recesión de Europa ocasionará una recesión de los Estados Unidos —al ser Europa el mercado más importante para ese país—, la que, por efecto dominó, causará una recesión en todo el mundo.

Con el análisis precedente, identificamos que se avecina una recesión mundial ya declarada y que la dependencia de nuestro país a exportar materias primas y productos tradicionales se verá afectada, incluso más de lo que ahora muestran los datos de exportaciones. Entonces, ¿no será tiempo de apretar cinturones y cambiar el motor productivo de nuestro país? ¿No será tiempo de modificar nuestras políticas internas y negociaciones internacionales? ¿No será tiempo de guardar recaudo frente a años de vacas flacas? Considero que sí.

Identificamos que se avecina una recesión mundial ya declarada y que la dependencia de nuestro país a exportar materias primas y productos tradicionales se verá afectada, incluso más de lo que ahora muestran los datos de exportaciones…

viernes, 19 de agosto de 2016

Venezolanos pagan 20 veces más por escasez



“Más barato imposible” repite a viva voz una caraqueña que vende harinas en el mercado de Petare, la favela más grande de Latinoamérica, donde cientos de comerciantes ofrecen productos básicos, generalmente escasos en la nación caribeña, a precios 20 veces más caros que los establecidos por el Gobierno.

A cielo abierto y sin el férreo control de precios que rige en Venezuela desde 2003 esta suerte de mercado negro opera diariamente en el este de la capital venezolana al ritmo del regateo y la compraventa.

El lugar hace las veces de un cintillo de comerciantes informales, quienes se apoderaron de varios kilómetros de aceras sobre las que exhiben a “los más buscados”, como llaman jocosamente a los alimentos y productos de aseo e higiene personal más escasos, mientras intentan establecer un precio casi personalizado con cada comprador.

“Lleve el arroz, 2.400 bolívares el kilo”, corea un joven moreno que intenta vender mientras camina por la muchedumbre, se trata de un buhonero itinerante que, como decenas, encontró mayores ganancias moviéndose por el mercado en la búsqueda de clientes.

Sin embargo, el paquete de arroz que el joven agita sobre sus brazos tiene marcado un “precio justo” establecido por el Gobierno venezolano, que cifró en 120 bolívares el kilogramo, una cantidad 20 veces menor a la vociferada por el comerciante como una “ganga”.

Así, todos los productos básicos cuyos precios de venta al público están determinados por la “Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos” (Sundde) pululan en el mercado informal de Petare a precios que superan desde 5 y hasta 100 veces la cantidad prescrita en envases.

jueves, 18 de agosto de 2016

Nicolás Maduro gasta $us 400.000 en el 90 cumpleaños de Fidel Castro

Nicolás Maduro no pone límites a los gastos presidenciales, ni siquiera cuando los venezolanos sufren una severa crisis económica causada por su gestión. La pasada semana se gastó más de 400.000 dólares (355.000 euros) en Cuba, donde acudió con una comitiva de 80 personas para celebrar el 90 cumpleaños de Fidel Castro.

El diputado de la Asamblea Nacional Carlos Berrizbeitia, que ha llevado la cuenta de los gastos en giras por el extranjero del difunto presidente Hugo Chávez y luego de Nicolás Maduro durante los 17 años de chavismo, ha divulgado el coste de la delegación venezolana para asistir a los fastos en homenaje del dictador cubano.

La comitiva de Maduro, según el diputado opositor, estaba integrada por 80 invitados, entre altos cargos, familiares, amigos, artistas y músicos que festejaron por todo lo alto el cumpleaños del nonagenario líder del castrismo. El Gobierno venezolano pagó a los artistas que actuaron en la gala, celebrada en el teatro Karl Marx de La Habana, y su retransmisión en directo por satélite al país a través de la emisora estatal Venezolana de Televisión.

Consideró «innecesario» el uso del avión presidencial, cuya hora de vuelo supera los 22.000 euros Berrizbeitia ha calculado que Maduro se gastó en Cuba más de 400.000 dólares en apenas una semana de viaje, para el que no solicitó permiso a la Asamblea Nacional. Según el presupuesto de la nación, que el diputado ha estudiado de forma pormenorizada, el Gobierno dispone de más de 124 millones de dólares (110.000 millones de euros) durante 2016 para visitar otros países, según publicó el diario venezolano «El Nacional».

El legislador de la oposición señaló que «el monto para viajes de este año sobrepasa el millardo de bolívares (mil millones), que el Gobierno cambia a dólares a través de la tasa preferencial de Dipro (10 bolívares por dólar)». Consideró además «innecesario» el uso del avión presidencial, cuya hora de vuelo supera los 25.000 dólares (22.000 euros).

Carlos Berrizbeitia calculó así el importe del viaje de Maduro y su comitiva a cargo de las menguadas arcas venezolanas: 100.000 dólares (88.000 euros) las cuatro horas de vuelo entre Caracas y La Habana; también se utilizó el avión presidencial viejo, lo que representó un coste adicional de 20.000 dólares la hora (17.000 euros) y un total de 80.000 dólares (70.000 euros).

Hoteles y dietas
Al traslado en los dos aviones le sumó los gastos de la comitiva integrada por militares, ministros y periodistas que permaneció en La Habana la semana del 8 al 14 de agosto. El derroche en dietas, hoteles y comidas de los 80 invitados representó una media de 15.000 dólares diarios (13.000 euros); 105.000 dólares (93.000 euros) en total, según los cálculos del opositor.

A los gastos por valor de 285.000 dólares (252.000 euros), el diputado le suma el coste de la retransmisión de la gala en homenaje a Fidel Castro en directo por satélite y el pago a técnicos, músicos, cantantes, bailarinas y animadores, con lo que llega a la cifra de más de 400.000 dólares (355.000 euros).

Carlos Berrizbeitia lamentó que el Gobierno de Nicolás Maduro despilfarrase esa cantidad de dinero en un solo viaje «mientras los venezolanos en la calleno consiguen ni comida ni medicinas y se mueren en las urgencias de los hospitales».


miércoles, 17 de agosto de 2016

Río de Janeiro aprovecha las Olimpiadas para reposicionarse

Aunque tal vez sea una de las ciudades más bellas en las que se han celebrado los Juegos Olímpicos, Río de Janeiro no siempre ofreció un fondo atractivo para los patrocinadores que quieren asociar sus marcas con uno de los mayores eventos deportivos del mundo.

En abril, Amnistía Internacional (AI), el grupo de derechos humanos, describió a las favelas de Río como un “campo de batalla” para niños jóvenes, ya que balas perdidas alcanzaban a niños conforme la policía intentaba combatir las bandas de narcotraficantes en anticipación de los juegos.

La cobertura de los medios internacionales también mostró una capital en la que el mar arrojaba partes de cuerpos humanos a las playas, en la que mosquitos portadores del virus del Zika llenaban los estadios olímpicos y en la que había tanta basura en el agua de las sedes para deportes acuáticos, que un barco de remos no podía atravesar a través de los residuos.

La experiencia pasada de otras ciudades que han celebrado los juegos demuestra al gobierno de la ciudad de Río y a los principales patrocinadores corporativos (incluyendo a Coca Cola, McDonald's, Visa y Samsung) que vale la pena pasar por la tormenta, según aseveran los expertos en mercadotecnia. La historia indica que cuando comienzan las Olimpiadas, los medios cambian su atención a los juegos mismos. Entonces los Juegos Olímpicos revelan su enorme poder de comercialización como una plataforma que permite que las ciudades se reposicionen y que los patrocinadores corporativos alcancen una audiencia global.

“En Londres, recuerdo cómo el ambiente cambió inmediatamente. En realidad, cambió inmediatamente”, comentó Martin Sorrell, director ejecutivo de WPP, el grupo publicitario más grande del mundo, sobre cómo se levantó el humor cuando comenzaron los juegos de 2012.

Aunque las primeras olimpiadas celebradas en América del Sur apenas van por la mitad, ya hay señales de que la historia se va a repetir. Tras una impresionante ceremonia de inauguración en el estadio de Maracanã, el mundo está enfocado en los juegos y los brasileños comienzan a sentirse orgullosos del evento.

“Realmente necesitábamos algo así”, dijo un ejecutivo de relaciones públicas de una de las mayores compañías en Brasil que trabaja en Río, señalando la profunda recesión y la crisis política del país, conforme la presidenta de izquierda, Dilma Rousseff, enfrenta la destitución.

El valor de marca de los juegos se ve en los enormes ingresos que obtiene el Comité Olímpico Internacional (COI) por escenificar las versiones de verano y de invierno del evento.

Un informe publicado por el organismo de investigación, Sportcal, estimó que el COI ganó 8 mil millones de dólares en el ciclo de cuatro años que incluyó los juegos de invierno de 2010 en Vancouver y los de verano de 2012 en Londres. El estudio sugiere que se obtuvieron cerca de 3,91 mil millones de dólares de los derechos audiovisuales.

American TV Network NBC, que tiene los derechos exclusivos de difusión en Estados Unidos, aseveró que excederá su estimado de ventas publicitarias (1.000 millones de dólares) en todos sus canales durante los juegos.

Su empresa matriz Comcast pagó 4,4 mil millones de dólares para adquirir los derechos de los juegos de 2020, y 7,75 mil millones adicionales hasta 2032. El año pasado, Discovery Communications, dueño del Eurosport, pagó 1,3 mil millones por los derechos casi exclusivos para transmitir los juegos en Europa entre 2018 y 2024.

El COI dice que tiene “una de las plataformas de mercadotecnia internacional más efectivas en el mundo, que alcanza a 1.000 millones de personas en más de 200 países y territorios”.

Michael Payne, exdirector de la división de mercadotecnia del COI, dijo que la atracción de los juegos para los anunciantes fue evidente con respecto a las próximas Olimpiadas en Tokio 2020, las cuales han excedido todos los récords.

“Tokio 2020 ya tiene 30 socios importantes”, dijo Payne. “El acuerdo de Toyota para el programa más importante del COI, según los informes de medios, se acerca a 1,6 mil millones de dólares y yo he escuchado que es verdad".

Londres disfrutó de 13 trimestres de turismo récord tras sus Olimpiadas, según Gordon Innes, director ejecutivo de London & Partners, la compañía promocional de la ciudad. “Río tiene la oportunidad de lograr algo similar”. Sin embargo, los economistas han argumentado que los juegos en sí tienen escaso impacto sobre el turismo o sobre otras medidas clave como la inversión extranjera directa. También sospechan que cuando los juegos se celebran en países autoritarios o en desarrollo pueden ser un vehículo para que funcionarios corruptos puedan solicitar sobornos para adjudicar los proyectos de construcción.

Martín de WPP dijo que las Olimpiadas eran una de las tres plataformas deportivas que pueden ser utilizadas por países o ciudades para reinventar su imagen. Las otras dos son la Copa Mundial y la Fórmula Uno.

Sin embargo, el COI intenta sanar su reputación después de que docenas de atletas rusos fueron suspendidos por el escándalo de dopaje condonado por el Estado. La FIFA, el organismo rector del fútbol, está enfrentando una crisis aún más severa en medio de acusaciones de corrupción

La Fórmula Uno probablemente se halla en una posición intermedia entre el COI y la FIFA con respecto a oportunidades de mercadeo, pero la FIFA está en la peor posición en este momento”, dijo Martin.

Payne dijo que los patrocinadores hubieran preferido evitar el preludio negativo a los juegos de Río, pero todo valdrá la pena cuando el mundo vea los titulares que se publicarán al final de los juegos. “Vamos a ver historias emotivas y poderosas que capturarán el espíritu olímpico. La marca de las Olimpiadas es y será siempre relevante”.